El futuro del trabajo es clave en la digitalización del sector público

  • Noticias y Actualidad

Servicios

Los líderes gubernamentales reconocen que la modernización de la fuerza laboral y la implementación de estrategias que empoderen a los trabajadores son componentes críticos en la transformación del gobierno. Ello incluye desarrollar mejores procesos y capacidades de recursos humanos, y mejorar la cultura de la fuerza laboral.

IDC define el Futuro del Trabajo (como un modelo de trabajo que fomenta la colaboración hombre-máquina, permite nuevas habilidades y experiencias de los trabajadores y respalda un entorno sin límites de tiempo o espacio. A medida que las organizaciones aceleran y expanden sus iniciativas de transformación digital, los modelos de trabajo tradicionales no son lo suficientemente ágiles, adaptables ni escalables.

Los nativos digitales constituirán una parte cada vez mayor de la fuerza laboral, lo que permitirá a los trabajadores humanos generar un nuevo valor con habilidades como la imaginación, la creatividad y la empatía ganando protagonismo. Esto requiere entornos de trabajo completamente nuevos, estructuras organizacionales, herramientas, capacitación y métricas para el éxito.

Un componente para abordar el Futuro del Trabajo es cambiar la forma en que uno piensa acerca de lo que es posible cuando la IA, el trabajo remoto y las capacidades siempre activas se vuelven esenciales para las operaciones diarias. Ser capaz de alterar estrategias y hojas de ruta, planificar presupuestos y gestionar proyectos de una manera que se alinee con estos nuevos paradigmas del Futuro del trabajo será un paso importante para impulsar la innovación. Para los gobiernos, esto requerirá un cambio en el proceso, las políticas y, potencialmente, incluso la legislación, para permitir nuevas formas de trabajar.

Los gobiernos que desean mejorar la prestación de servicios, aumentar la capacidad, racionalizar las operaciones y alcanzar los objetivos de las políticas deben invertir en recursos humanos y crear una cultura de trabajo amigable con la tecnología. A la luz de los recortes presupuestarios y la fuerte competencia por el talento y las habilidades, las organizaciones del sector público comprenden que a menudo es mejor desarrollar sus mejores recursos de talento y proporcionar a los empleados y directores herramientas y soluciones del futuro del trabajo.

IDC predice que para 2021, el 30% de las agencias gubernamentales adoptarán las habilidades organizativas y las innovaciones tecnológicas que afectan el futuro del trabajo para mejorar su capacidad de reclutar, capacitar y retener al personal clave.