Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Cambiar la cultura empresarial pasa por modificar la forma de trabajar

  • Noticias y Actualidad

MS - cultura innovacion

Implantar una innovadora cultura en el trabajo supone una enorme ventaja para las organizaciones y les posiciona hacia el éxito, llegando a duplicar las posibilidades de obtener un crecimiento de dos cifras. Además, la mayoría de su plantilla --un 92,16% en España-- no tiene pensado cambiarse de trabajo.

Más allá de las formas tradicionales en las que una compañía trata de mantenerse un paso por delante de la competencia, que van desde la adopción de la última tecnología hasta un cambio de estrategia, la creación de una cultura innovadora en el trabajo se convierte en un claro indicador de éxito futuro cuando se trata de la Transformación Digital. Así lo pone de manifiesto una investigación paneuropea de Microsoft y KRC Research, que concluye que acertar e implantar una innovadora cultura en el trabajo supone una enorme ventaja para las organizaciones y les posiciona hacia el éxito y crecimiento.

El 96,46% de los directivos españoles encuestados afirmó que su empresa ha experimentado una gran transformación recientemente y que el cambio de cultura empresarial se posiciona para ellos como el reto principal dentro de los procesos de transformación. Las compañías que aplican una cultura empresarial innovadora tienen el doble de posibilidades de obtener un crecimiento de dos cifras y parecen estar en la posición adecuada para ganar la "batalla por el talento", pues la mayoría de su plantilla (un 92,16% en España) no tiene pensado cambiarse de trabajo.

En el estudio se ha analizado dónde centran sus capacidades de innovación los directivos de las compañías, y se ha podido comprobar que los líderes de las empresas más innovadoras ponen énfasis en cómo se trabaja. En este sentido, los trabajadores españoles indicaran que perdían hasta un 50% de sus horas más productivas, siendo las reuniones e hilos de correos improductivos, las interrupciones innecesarias y el tiempo que dedican a hacer seguimiento de la información, lo que les supone mayor pérdida de tiempo. Esta pérdida de tiempo puede reducirse a la mitad al combinar el entorno físico adecuado, las herramientas tecnológicas y un responsable de equipo o líder que ofrezca más oportunidades para realizar las tareas de una forma que permita a los empleados dar lo mejor de sí mismos. Cuando la gente puede trabajar de esta forma, hay un triple de posibilidades de quesean felices con su trabajo.

Hay tres características resaltables y que comparten las culturas empresariales altamente innovadoras: los empleados pueden abordar los problemas desde nuevos ángulos y de nuevas maneras; se apoya a los empleados en el desarrollo de nuevas ideas; y las organizaciones son flexibles para adaptarse a los cambios en sus operaciones. Si las empresas se aseguran de que ciertos empleados y equipos están preparados para abordar estos retos a su manera, podrán obtener un impacto positivo en el flujo de trabajo.

La investigación también puso de manifiesto que el 54,62% de los empleados en España que trabajan en este estado de rendimiento óptimo afirman que pueden elegir cómo quieren trabajar, frente al 28,20% que declara que trabajan en un estado de rendimiento bueno, pero que no tienen flexibilidad a la hora de elegir cómo trabajar.

Al preguntarles por la importancia que tenía para ellos la colaboración, tanto interna como con clientes o partners, para el crecimiento en un futuro, las diferencias entre empresas estaban claras. Un 86,27% de empresas españolas afirmó que la colaboración interna entre equipos es clave para crecer, y el 82,35% de los directivos dijo que colaborar de forma externa con sus partners es vital para el crecimiento de sus empresas. Además, la flexibilidad en cuanto a que los empleados puedan elegir cuándo y dónde quieren trabajar, así como asegurarse de que tienen la tecnología adecuada que les permita hacerlo se convierten para estos líderes empresariales en temas clave para mejorar la productividad y la satisfacción de los empleados.

Microsoft y Citrix son socios desde hace años en la creación del futuro del trabajo, a través de soluciones que se complementan y funcionan mejor juntas.

Más información 

Los procesos de transformación digital en los que están inmersos la mayoría de las empresas está afectando a la fuerza laboral, que está viendo cómo su puesto de trabajo se está transformando para hacerse cada vez más digital. Si quieres saber cómo está evolucionando el puesto de trabajo y de qué manera Citrix ayuda a ganar en productividad, sólo tienes que consultar este enlace.